Barcelona Viajar

Guía de viaje para visitar Barcelona y hacer turismo.

Casa Milà (la Pedrera)

La Casa Milà es conocida popularmente como la Pedrera, por su aspecto de piedra. Es un edificio de estilo modernista construido por Antoni Gaudí.

Historia de la Casa Milà

Si bien el solar anteriormente fue ocupado por un chalet en la frontera entre Gràcia y Barcelona (hasta 1897, Gràcia no se anexo a Barcelona para formar uno de sus barrios), hoy día encontraremos el edificio en uno de los chaflanes de calle Provença con el Paseo de Gràcia. A principios del siglo XX, el matrimonio formado por Pere Milà i Camps y Roser Segimon i Artells compran el terreno. Fue entonces cuando le dieron el encargo a Gaudí. La idea del Matrimonio era vivir en la planta principal y alquilar el resto de pisos.

Surgieron problemas durante la construcción que se realizó entre 1906 y 1910. Por las dimensiones del edificio, se impusieron multas por parte del Ayuntamiento de Barcelona que pagaría la familia Milà.

En 1907, el ayuntamiento paro las obras porque un pilar ocupaba parte de la acera, pero Gaudí siguió con los trabajos igualmente. El 28 de septiembre de 1909, se le abrió un nuevo expediente por superar la altura y volumen permitido. El ayuntamiento pediría una cantidad que era el 25% de la obra aproximadamente (100.000 pesetas) o derribar el desván y la azotea. Por suerte para la Pedrera, el 28 de diciembre de 1909, se certificó por las autoridades que era un edificio monumental y no debía ajustarse estrictamente a las ordenanzas.

La Pedrera
La Pedrera

En 1909, Gaudí abandono el proyecto por discusiones con los Milà por la decoración interior (de hecho en 1927, Roser Segimon ordeno a Josep Bayó la remodelación del interior del piso principal, perdiendo parte de la creación de Gaudí) y para cobrar sus honorarios el arquitecto denunció al promotor. Finalmente para pagar, los Milà tuvieron que hipotecarse. Gaudí dono el dinero a los Jesuitas.

Durante la Guerra Civil Española, el PSUC se instaló en el piso principal. Al inicio de la guerra, los Milà estaban de vacaciones en Blanes y no volvieron hasta acabar el conflicto. Con la muerte de Pere Milà en 1940, su esposa decidió vender la propiedad 1946 a CIPSA (Compañía Inmobiliaria Provenza, S.A.). Roser Segimon siguió viviendo allí hasta 1964.

En 1986, Caixa Catalunya (entidad financiera) compra el edificio haciendo obras de restauración y conservación. También se abre al público el desván, la terraza y viviendas de la cuarta planta (el resto sigue siendo usado por oficinas o gente que vive allí).

En 1969 fue declarada Monumento Histórico-Artístico de Carácter Nacional. Ya en 1984, la Unesco la incluyó dentro del Lugar Patrimonio de la Humanidad «Obras de Antoni Gaudí».

Partes de la Casa Milà

Tiene tres fachadas con formas onduladas en piedra: la de la calle Provença, la de paseo de Gràcia y la que da al chaflán que hay entre ambas calles. Realmente, desde el patio de manzana interior habría una cuarta fachada, pero solo la pueden ver los vecinos. Debido al Pla Cerdà, las manzanas de edificios son rectangulares en el Eixample (ensanche en catalán) de Barcelona, con un patio interior para toda la manzana.

La Pedrera chimeneas
Chimeneas

En cuanto al interior, se diseñó con dos accesos y dos patios de luces internos en el edificio. El patio de paseo de Gràcia tiene una forma cilíndrica y el de calle Provença tiene forma elíptica. En cuanto a las viviendas, todas fueron pensadas con funcionalidad: luz y ventilación.

Ya por último, comentaremos la azotea. Está situada justo encima del desván, coronando el edificio. En esta azotea veréis unas chimeneas y torres de ventilación que os llamarán la atención. Fijaros que las chimeneas parecen ser soldados: hay detalles en su parte superior que recuerdan a cascos. De hecho, los cascos de los soldados imperiales de Star Wars se inspiraron en estas chimeneas.

Cómo llegar

La Pedrera está en Paseo de Gràcia número 92.

Para llegar podéis coger el metro y bajar en la parada de Diagonal. Línea 3 (verde) o línea 5 (azul).

También podéis coger el bus. Pasan bastantes líneas cerca, algunas de ellas son: línea 7, 22, 24 y V15.

Incluso, se puede legar con los trenes de cercanias de RENFE a la estación de Passeig de Gràcia.

Ya por último, está el ferrocarril que os llevaría a la parada de Provença. En este último caso hemos de tener en cuenta que solo puedes coger las líneas que van a Plaza Catalunya (S1, S55, S5, S2 y L7).

Precios

Existen varios tipos de entradas. Por 20,50 euros se puede entrar en horario de día con audioguía. Para tener los precios actualizados o ver otros tipos de entradas, os dejamos un enlace a la web de la Casa Milá.

Horarios

En el momento de publicar esta información, los horarios para ver la Casa Milà son los siguientes:

Para ver la información actualizada o consultar horarios de eventos nocturnos, podéis consultar la web de la Casa Milá.